PRIMAVERA CON MONIQUE WITTIG encuentro 4

al margen del margen

Leonor no vive de “gracias”, vive de sus grupos de estudio y sus curso, es completamente autónoma y autogestiva y discapacitada legal aunque no se vea. Si estás leyendo este texto y querés aportar económicamente comunícate con ella a winona.free@gmail.com para hacerle un aporte. La solidaridad se demuestra en los hechos. De ningún modo esta liberado con fines comercial o de lucro, aunque lo vendas barato, aunque produzcas artesanal y manualmente lo que vende. Alentá la autogestión, protege el trabajo informal no asalariado con tu apoyo… Muy amable.

No se nace mujer” es un texto muy interesante porque además repone esta idea de Simone de Beauvoir, de que no se nace mujer sino que se llega a serlo. Beauvoir, entre paréntesis tiene dos citas, muy utilizadas, ésta es la más utilizada y tiene otra, que le gusta mucho a Butler quien la suele utilizar en sus análisis y que…

Ver la entrada original 6.611 palabras más

PRIMAVERA CON MONIQUE WITTIG encuentro 4

Leonor no vive de “gracias”, vive de sus grupos de estudio y sus curso, es completamente autónoma y autogestiva y discapacitada legal aunque no se vea. Si estás leyendo este texto y querés aportar económicamente comunícate con ella a winona.free@gmail.com para hacerle un aporte. La solidaridad se demuestra en los hechos. De ningún modo esta liberado con fines comercial o de lucro, aunque lo vendas barato, aunque produzcas artesanal y manualmente lo que vende. Alentá la autogestión, protege el trabajo informal no asalariado con tu apoyo… Muy amable.

 

 

 

No se nace mujer” es un texto muy interesante porque además repone esta idea de Simone de Beauvoir, de que no se nace mujer sino que se llega a serlo. Beauvoir, entre paréntesis tiene dos citas, muy utilizadas, ésta es la más utilizada y tiene otra, que le gusta mucho a Butler quien la suele utilizar en sus análisis y que a mi me parece una cita muy rica: “el cuerpo es una situación”, que va de la mano de ésta y que me parece si se quiere más aforística e interesante que esa otra de no se nace mujer, quería decirlo simplemente.

Pero bueno, este texto de Wittig es interesante porque por un lado releva este primer acercamiento de Beauvoir y por otro lado empieza a hablar aquí, o se puede esbozar algo que un tiempo después, o que en la actualidad hay ya bibliotecas que chorrean éste tema, que es la construcción de una subjetividad, porque ella va a dar una definición de cuerpo y mente de estas personas que llamamos mujeres como el efecto del poder, va a decir que en realidad, esto también lo vamos a encontrar en el texto que se llama “La categoría del sexo”, allí Wittig va a decir que mujer es el efecto de la opresión.

¿Porqué me interesa este contrapunto entre estos dos textos? Porque lo que podríamos abordar a partir de aquí es la creación o construcción de una subjetividad, de la subjetividad mujer, desde donde podemos leer una Wittig post estructuralista, y el otro me interesa mucho porque es la Wittig más relacionada a los estudios anti coloniales o negros. Ella va a tomar esta idea de mujer como efecto de la opresión heterosexual, lo va a tomar de los movimientos de liberación negros, o sea, la negritud es un efecto de un régimen racial. No hay negros, lo que hay son blancos que construyen al otro. De la misma manera que en realidad, sólo hay un sexo, el hombre,y su otro, la mujer.

Yo el estructuralismo tampoco sé muy bien que es, sé que hay un señor que se llama Saussure, Levi-Strauss, está Lacan, lo que si es que bajo este nombre medio artificial, porque nunca se llamaron así a si mismos, pero bajo este nombre hay una serie de filosofías y de corrientes filosóficas y de pensamiento que lo que realizan es un trabajo de desarmado de la subjetividad, una crítica a las teorías del sujeto y finalmente una idea de lo que conocemos como el poder productivo, es decir, el poder reprimiendo pero en esta represión produciendo, ¿qué? el sujeto. Wittig tiene una buena parte de esto en su obra ensayística en tanto son contemporáneos, son coetáneos : “Historia de la sexualidad” es 1976, “El anti-edipo” es de1971, o sea es algo que esté en el clima epocal en Francia, de donde es Monique Wittig.

Pero cuando Wittig te dice que en realidad la mujer es el efecto de la opresión de un régimen de la heterosexualidad, casi lo podríamos estar diciendo del sujeto, lo que hace le pone el cascabel al gato, si sabíamos que el sujeto es el efecto del poder, es decir no hay un sujeto libre y natural sino que es ya el efecto de eso, lo que hace Wittig es sexuarlo, los sujetos son instituidos en dos sexos y resulta que uno es el oprimido del otro. Bien, entonces, en el no se nace mujer…

La blanquitud necesita de su otro, que son los negros, y los negros como variable, a veces el otro es el indígena, el otro es el sirio, el palestino, las vacas siempre, y así, etc., etc. Pero, aquí se abre con Wittig, algo que al día de la fecha, cualquier feminista o estudiosa de género, que más o menos se precie de no hacer el ridículo, va a afirmar algo que muy tempranamente encontramos en Wittig, que en realidad mujer no es una naturaleza, no es un dato de la naturaleza dado, sino que es una operación política. Fíjense que es en este momento donde lo empieza a pensar.

Y lo que va a traer en este texto en particular, o sea la idiosincrasia de este texto en particular, lo que empezamos a verificar aquí, es algo que yo llamaría de una Wittig como pensadora libertaria. ¿En que sentido van a decir como pensadora libertaria? Está pensando la liberación en una cierta clave utopista, hay todo una corriente de crítica a Wittig, que habla del utopismo en Wittig.

O sea, Wittig como una feminista utópica. Yo insisto que no es la única, si ustedes buscan se van a encontrar con otras autoras que tienen como la misma impronta. Por pensar una, muy interesante, bastante caída en desuso, Shulamith Firestone, ¿la conocen? En realidad tiene un texto que se llama “Dialéctica del sexo”. Ese texto lo escribió a los 23 años. Shulamith es un nombre judío, ella forma parte de una familia ortodoxa. Lo que va a decir Wittig es que es la historia y es la política la que hace pasar por natural esta construcción de la diferencia sexual. O sea, de lo que se encarga la historia es de naturalizar aquello que es una construcción social. Va a dar un ejemplo que me parece lapidario, maravilloso, la maternidad, que aunque depende de la planificación y de la demografía, siendo las mujeres programadas para producir niños es tomada como un hecho natural en sí.

Fíjense que este dato, este fenómeno que está leyendo aquí Wittig, antecede todo lo que es el pensamiento por ejemplo de la utilización de los recursos de hormonas, los recursos moleculares de las hormonas en Preciado. Por ejemplo cuando Preciado de Testo Yonqui en adelante comienza a hablar de la molecularidad de la subjetividad, es decir ya no estamos en sociedades disciplinarias o sociedades de control, es decir, el poder sigue siendo productivo, el poder produce, eso no cambió, ya no es la fábrica o la escuela simplemente ni tampoco los flujos monetarios sino que estamos ante la molecularidad de la sustancia, el régimen fármaco-pornográfico, por un lado el aparato semiótico/técnico que ya había analizado en “Tecnologías del género” Teresa de Lauretis y por el otro lado el poder molecular propio del pensamiento post-estructuralista de Deleuze y Guattari al servicio de la subjetividad “mujer”, mujer no se nace, es una construcción molecular a partir de sustancias.

Entonces, fíjense que aquí lo podemos ver, es decir, ya desde determinada edad, vos vas a la ginecóloga, 12, 13, 14, con algún tipo de, lo que la medicina lee como disfunción, básicamente, en realidad es una singularidad del cuerpo, ningún cuerpo es igual a otro, o sea la menstruación te viene cuando te viene, o te viene mucho o te baja poco, o te duele mucho, algo pasa, que te dan, pum, estrógenos, regularización del ciclo. Más allá de los efectos de los estrógenos, nocivos, en términos de pérdida de tono muscular, pérdida de la libido, docilización de los cuerpos, ablandamiento del cuerpo , manipulación de todo lo que tiene que ver con los sentimientos, o sea, una oscilación entre la depresión o desbordes sentimentales, lo que hacen los estrógenos es, se usa para los tratamientos para la fertilidad, básicamente vos tomas el estrógenos para regular el ciclo y cuando retiras el estrógeno sos una coneja, básicamente ese es uno de los productos, entonces estás lista para reproducirte.

Lo que está acá explicando Wittig es que justamente, el flujo de la población, o sea la demografía, ya está regulado, está regulado por los aparatos biomédicos, no lo dice con estas palabras pero así lo podemos leer, está regulado por los aparatos biomédicos, y sin embargo es tomado como fenómeno natural. Es algo que a determinada edad, las mujeres van a querer hacer.

De hecho esto nuevamente, esta idea de estar en contra de la procreación, es un rasgo epocal, el feminismo de los años 70, de la …de Milán, pasando por Firestone, es decir el lesbianismo radical norteamericano hasta Monique Wittig, lo que plantean es que el capitalismo se sostiene por el cuerpo de las mujeres en términos de reproducción. Obviamente esta pulseada se perdió. Se perdió con creces, es casi tabú hablar en los ambientes feministas contra la maternidad, la maternidad es como un lugar impoluto al que no se puede objetar.

Hacer sentir al esclavo libre siendo esclavo es la trampa de todo esto. Esa es la producción más coercitiva de lo que puede ser una ingeniería. Justamente, hacerte sentir que aquello que te esclaviza en realidad de ello depende tu empoderamiento. Digo hasta Beauvoir lo decía, que la libertad comienza por el vientre. Por lo menos en occidente, donde estamos nosotras aquí reunidas, desconozco en otros tipos de organización social, no podría afirmarlo, pero aquí, claramente. Y claramente entre cuerpos catalogados como válidos, supongo que distinto es el caso de personas que son diagnosticadas como discapaces y por ende se les restringe eugenésicamente en una búsqueda de personas sin discapacidad, la reproducción. Digo, nadie alienta que las personas con síndrome de Down se reproduzcan, como alientan su ligadura de trompas, la ligadura de trompas de Down va de rutina, es protocolo médico. Es así, ni que hablar de una persona ciega o con otras singularidades corporales. El control sobre la producción, en este caso la producción de hijos, la producción de crías humanas implica mucho más que el control de los medios materiales de producción.

En fin, es una crítica al marxismo. Lo que está diciendo es que, por eso a mi me gusta este texto porque aquí encontramos el germen de lo que los feminismos más adelante van a empezar a abordar que son políticas de la subjetividad, feminismos o estudios de género como queramos llamarle.

La verdad es que no se si podemos considerar a Preciado dentro de los feminismos o no, no sé, desconozco. Pero sí, esta idea de la subjetividad, esta crítica que está haciendo Wittig aquí, a lo que refiere es que no alcanza con tomar los medios de producción, vos tomas los medios de producción, es decir tomas la fábrica y sin embargo la subjetividad de ser mujer va a persistir. Sentir que el empoderamiento radica en aquello que te esclaviza como lo es reproducir a otra persona. Más allá de los análisis que hoy, después de todos los desmanes y catástrofes y Apocalipsis del capitalismo podamos hacer acerca del consumo de carbono, por ejemplo, el consumo de oxígeno y la producción de monóxido de carbono de un ser humano, es decir, no resiste un análisis, y sin embargo la gente aún se siguen aferrando a la maternidad.

En “No se nace mujer” dice: “un análisis feminista materialista muestra que lo que nosotras consideramos causa de género opresión es solamente la marca, que el opresor impone sobre los oprimidos, el mito de la mujer con sus manifestaciones y efectos materiales en las consciencias y los cuerpos apropiados de las mujeres”, y esto es interesante, “sin embargo hoy, nociones como raza y sexo son entendidas como un dato inmediato “ lo que yo llamo un dato natural transparente, citando a ……..”un dato inmediato, sensible, un conjunto de características físicas que pertenecen a un orden natural”. Ustedes acá me tienen que decir, que no estás chiflada, el color rojo existe, yo veo el color rojo, bien, y ahí empezamos con algo que lo van a encontrar en “Metafísica como ciencia de los dispositivos” de un grupo insurreccionista francés que se llama Tiqqun, donde van a encontrar la explicación del uso del verbo ser, es decir, cuando yo digo por ejemplo, la rosa es roja, por ejemplo alguien es negra, lo que yo estoy encubriendo es la operación donde mi manera de percibir la onda cromática, mi manera, que se supone es la normal desde mi hegemonía capacitista, la mayoritaria, escondo esa operación mayoritaria donde yo me promulgo como un orden normal a seguir y lo que hago es esencialiazar el color de algo. Soy yo, que soy blanca, que tengo el privilegio del régimen blanco, que veo a la otra como negra. ¿Se entiende? Esa es la cuestión de este uso del ser, lo que hace es esconder el efecto, el efecto que lo produce. Esta percepción es una producción propia de este régimen de opresión, en que sentido, en el sentido de lo que vos estabas diciendo que es muy jugoso agarrarlo por ahí, ¿cómo hacer que todo ese grupo que es esclavizado, se someta voluntariamente a esa esclavitud? Para que no se subleve, cómo hacerlo? “El matriarcado no es menos heterosexual que el patriarcado, solo cambia el sexo del opresor, además esta concepción no solo sigue asumiendo las categorías del sexo, mujer y hombre, sino que mantiene el ideal que la capacidad de dar a luz, o sea la biología, es lo único que define a una mujer”. Analicemos esto por una parte, primero, este argumento en contra del matriarcado lo van a encontrar en S. Firestone, en Dialéctica del sexo, justamente por que ella va a decir algo muy similar, que ensalzar el matriarcado por un lado, lo que ensalza es la opresión de la mujer, o sea la hace pasar retóricamente, aquello que habíamos visto los primeros encuentros, o sea, retoriza el sometimiento, lo vuelve poético, esta figura de la mujer como dadora de vida, y dice que hay solo un paso de colocar a la mujer como vientre nutricio todopoderoso y natural a someterla, es solo un paso más allá.

Básicamente lo que va a decir S. Firestone, una lectura que se puede seguir es que, el patriarcado existe porque la mujer en algún momento comenzó a ser adorada, adorada como dadora de vida, entonces de ahí solo hubo un paso, entonces se reapropió de esto el patriarcado: ustedes son el objeto de adoración. Básicamente es eso, no tiene que ver con la libertad.

Y por el otro lado, aquí hay un punto muy interesante que abre una brecha, vieron cuando digo los tajos trans, bueno aquí hay un tajo trans, ¿en que sentido? Si mujer está definido por un rasgo biológico como la procreación, como la capacidad de gestar, de procrear y parir, ¿que ocurre con aquellos cuerpos que se identifican a sí mismos como mujeres y no tienen esa capacidad? Y no estoy hablando solamente de personas trans, sino estoy hablando por ejemplo que pasa si una mujer nace sin ovarios, o que pasa si nace sin orificio vaginal por el cual parir, que ocurre.

Hay que tener cuidado con las puertas que se abren a las reterritorializaciones, si definimos ser mujer por la capacidad de gestar y parir, por tener un útero y unos ovarios, le estás haciendo el caldo gordo a la biopolítica y te van a quedar fuera, ya no las mujeres trans, que eso ya es tremendo, sino todo otro grupo, te tenes que poner la gorra de la policía médica, quien dice que es normal y que no, o sea, vos solita te metiste ahí, con lo mejor de tu buena conciencia esencialista, separatista, ahí te metiste sola, a decir, bueno, a vos, a decirle a tu mamá, bueno señora usted ya no es mujer, porque mujer es tener esos órganos que usted ya no tiene. Entonces no puede venir al encuentro nacional de mujeres porque usted no estaría siendo aquello que este encuentro define como mujer. Si hay una mujer verdadera es porque hay otras que no son verdaderas… Este mito de la mujer obtura la posibilidad de todas esas otras mujeres, o todas esas otras corporalidades que no son la mujer, porque la mujer funciona como un universal, el universal que dicta, el ideal regulatorio que dicta que son las mujeres.

Lo que es muy interesante en Wittig es que por un lado ella logra identificar ese ideal regulatorio de la mujer, como ficción regulatoria de los cuerpos, y logra identificar como funciona, es decir, mujer es, por un lado es ideal que hay que ensalzar y por otro es un funcionamiento social, es el otro de ese único sexo, es su otro. Entonces, de allí que le interese tanto, por un lado destruir la categoría de sexo y por el otro, esta idea de una programación inicial de las mujeres, es decir la feminidad como la programación inicial de las mujeres, los cuerpos que van a ser biopolíticamente asignados a mujer tienen una programación inicial que tiene que ver con el mito de la feminidad. La feminidad también es un ideal regulatorio de control de los cuerpos, en que sentido, en que nunca se alcanza, en cualquier momento vos la perdés, porque, o hiciste algo que lo hiciste mal, era depilación con cera, no era la máquina de afeitar, entonces ahí cagaste, la feminidad se te fue a la mierda, o te desbordaste, que es lo que le pasa a las vedettes, ya te fuiste al mundo trava, ya te fuiste a la feminidad hiperbólica, y no está bien eso, como ya es mucho, too much, Moria Casán. Nadie, como que es imposible, siempre te falta algo, ese es el problema de la feminidad, que siempre te faltan 5 para el peso, ya sea porque te falta o porque te sobra, o sea, te pintaste mucho los labios, el taco está muy alto, la pollera está muy corta, la tanga muy clavada, algo siempre pasó. Siempre algo pasa con la feminidad, esa es la primera programación, una estrategia de control claramente. Es que no se vive bien, esta es la idea, y es un trabajo cotidiano contra eso.

Por eso Wittig hace ese llamamiento a rechazar convertirse en heterosexual. Rechazar convertirse en heterosexual o mantenerse como tal tiene que ver con negarse a convertirse en hombre o mujer, es decir, producir estrategias que evadan esa situación, justamente. A ver, las malas noticias son, son relativamente malas, que estos textos tan utópicos, de los 70, un momento donde la gente creía en las utopías, quiere irse a la isla de Wittig, y la isla de las Wittig no existe en ningún lado. En realidad, Wittig nunca dice que existe, de allí una frase famosa que dice la nación lesbiana está en todas partes, y cuando habla de lesbianas, hoy lo busqué en el borrador para un diccionario de las amantes y lo puse ahí en el evento, va a decir, lesbiana es la que no vive en el desierto, la que no está perdida. Y la palabra que utiliza es amantes, la que tiene amante. Lo que dice Wittig en ese diccionario, borrador para diccionario de las amantes, da una definición de lesbiana y dice lesbiana es la que tiene amantes, la que vive con y para sus amantes, una cosa así, y dice, la que no está en el desierto, la que no está perdida. No es una definición esencialista esa, no está diciendo con quien coges, está diciendo como vivís, y ¿que es estar perdida? vivir con un hombre, eso es lo único que está claro. La lesbiana es la que no está perdida.

Cómo se puede vivir siendo el agente de control del poder, y esto es bien Foucault, no hay que confundir el poder con el despliegue de sus fuerzas, qué es la mujer? La mujer es el despliegue de las fuerzas de control de la heterosexualidad como régimen político, está ahí para ponerles punto a las otras. Está ahí para sacar a la que no es suficientemente femenina del baño y está ahí para censurar a la que es tan femenina que se pasó de puta, entonces se está cayendo desbarrancada en el bar con el rouge todo corrido. Para eso está, es el cobani del poder, a eso se dedica, como la falsa conciencia en su grado más refinado, está ahí para controlar a las demás. De un modo u otro. Entonces por eso está perdida, porque no encuentra a las otras, con las que tiene que agenciarse, no las encuentra, no se puede encontrar.

Agenciarse tiene muchos significados, puede ser, hacer máquinas, es decir, construir un tercer cuerpo a partir de tu cuerpo con otro cuerpo, que puede ser un cuerpo humano o no, por ejemplo agenciarse es saber escribir con un instrumento como una lapicera, que es una tecnología, eso es agenciarse.

En la idea de construir comunidad con otras, con otras similares a mi, no iguales, ahí se produce un agenciamiento. Agenciamiento tiene que ver con la construcción de la agencia, como la palabra lo indica, vos podrías unirte a otros cuerpos para, joderles la vida, se entiende? Vos podrías ser la encargada de estar machacando sobre el largo del ruedo de las demás, que insisto, no se trata de corto o largo, siempre saltan, digo, si fuera muy largo serías pro burka musulmana y también estaría mal.

Y esas modas, que son modas morales, si ustedes me preguntan hoy cual es el enemigo, el enemigo es la moral. Y lo opuesto de la moral, voy a decir una cosa tipo Neustad, no es el libertinaje, la moral se va modificando, muda, lo que está de moda moral hoy, digo, recuerdo hace unos años, un 7 de marzo, día de la visibilidad lésbica, un grupo de reageton lésbico, todas tortas pero hasta que te cagues de tortas, entonces que hacen, perrean, eso es lo que suelen hacer los grupos de reggeton, los lésbicos también, no hay un regetton lésbico políticamente correcto, obviamente una que es bastante putita se había puesto una tanga bien metida, otras, que hoy te las encontras desnuda, en tetas, haciendo pos porno, las más pos pos pos, ……pobre muchacha. Cambió, ahora cambió, ahora está bien, ya la tanga no alcanza, hay que sacársela, esas anduvieron locas, le dijeron de todo, la censuraron. Aunque este año se usa, porque ahí en Europa, toda esa gente vive en Europa y se dedica al posporno ibérico y que va dictando como la última moda, como el Alexander McQueen del posporno dijeron que estaba bien el reggetton, ya nos dijeron que estaba bien, que nos podemos reapropiar,. Bueno, son delirios que pasan así con las morales feministas, este año está de moda el reggetton, el año que viene no sabría decirles.

lesbiana: aquella que vive en un pueblo de amantes, aquella cuyo interés se dirige en primer término a sus amantes, aquella que siente un deseo violento por sus amantes, aquella que no vive en el desierto, que no está perdida.” Bueno, es interesante esta cita, es una cita propiamente no esencialista, por varios motivos, este libro fue escrito en inglés, cuando dice amantes dice lovers, no dice female lovers, she lovers, dice lovers, o sea no está definiendo una clase de amante determinado, se entiende. Lo que va a decir es, quienes son las lesbianas, las lesbianas son esas. Es decir que vuelvo a esta idea que lo que está planteando Wittig es que hay que rechazar convertirse en heterosexual o mantenerse como tal. Es decir, rechazar convertirse en mujer o varón, y de ahí el famoso texto que no se si vamos a llegar a ver del devenir lesbiano. Lesbiana es un devenir, es una manera de relacionarse, es la que vive en el pueblo de amantes, la que siente deseo por sus amantes y la que cuyo interés principal está volcado a esas amantes. Yo digo en femenino pero no estoy hablando necesariamente de una mujer tal como está definida por el régimen heterosexual.

Hay que fugar de ahí. Para fugar de ahí, una de las cosas que hay que hacer en el sentido de Virginia Wolf, hay que matar al ángel del hogar. Ella es la primera que va a hablar de matar al ángel del hogar. El ángel del hogar es esta mujer sonriente, buena onda, amorosa, por eso dice un deseo violento, hay que reapropiarse de la violencia, de hecho Wittig lo dice, lo dice en éstos textos, que una de las cuestiones que hace la heterosexualidad como régimen político es hacer pasar la pasividad femenina como no violencia, la no violencia es cualquier cosa menos no violenta, esta es la verdad. No es pasiva.

Bien, entonces, en este texto lo va a decir, en no se nace mujer, que el feminismo defiende a las mujeres, porque aquí se va a empezar a establecer, en realidad ya era de antes, con la amenaza violeta. Como el poder no controla sus efectos, esta famosa frase de Foucault, el poder no controla sus efectos y en el núcleo del poder encontramos la resistencia, en un momento una señora feminista famosísima, Betty Friedan, la que escribió la mística de la feminidad, una lesbiana muy interesante que fue la primera en escribir acerca de este mito de la feminidad, del sueño americano y del ángel del hogar. Se hace una mística de esa feminidad hogareña a partir de la cual y bajo cuya opresión se sustenta el mundo básicamente. Friedan llama a un grupo de lesbianas feministas la amenaza violeta, las insulta, porque son las primeras que se empiezan a dar cuenta que ese feminismo, pequeño burgués, blanco y heterosexual, no está hablando de las cosas que a ella le interesan, de su opresión, no, que están siendo oprimidas por estas otras heterosexuales, a ella le pasan otras cosas, corren otros riesgos, o sea, nuevamente, la mujer, empiezan a atacar ese universal de la mujer.

Entonces, a partir de estos grupos o movimientos, esto lo va a explicar Teresa de Lauretis, por un lado tenemos, un movimiento de mujeres que incluye un feminismo a favor de las mujeres, y otros feminismos, feminismos incluso sin mujeres, en el sentido de, en el sentido biológico de la palabra mujer. Acá empieza a decir bueno, no estamos todo bien con todas, de una que no estamos, cuando decimos el feminismo Friedan no estamos pensando en todas, no estamos pensando en las negras, ni en las chicanas, ni en las indígenas, no estamos pensando en las trans ni en las lesbianas, y a veces hay una yuxtaposición de estos casos, puede ser negra, lesbiana y gorda, etc.

Y se empiezan a dividir las aguas en sus áreas de especificidad, al punto tal, que, por ejemplo de Lauretis va a defender una línea de pensamiento de estudios lesbianos. O sea, las lesbianas tienen que crear sus propias teorías y sus propias categorías de análisis que no son las categorías de análisis del feminismo, ejemplo de lo que estamos diciendo: todo bien con la asistencia a las mujeres que necesitan abortar, eso estamos todos de acuerdo, pero si es solo asistencia y no destruimos la heterosexualidad como régimen político para que estamos las lesbianas ahí, sino es asistencialismo. Eso sería un planteo. El problema es que quienes se dedican en Argentina (y en España a hacer esto) son más heternormales que las mismísimas heterosexuales, y a diferencia de La amenaza violeta histórica, no representan ni suponen ninguna afrenta al orden heterosexual blanco occidental pequeño burgués del feminismo biologisista (habrá excepciones, pero no son las que se autodenominan doctortas). Si la campaña de apoyo del derecho al aborto, ya sea, acceso al misoprostol para interrupción del embarazo o legalización, no destruye el binomio, que hacemos las lesbianas ahí? Ese es un planteo prototípico de los estudios lesbianos.

Por supuesto, al día de la fecha, como suele pasar, el orden mayor gana la pelea, digo, como resolvió el orden mayor esta pelea? Ahora somos todas mujeres, digo, logró que todas tengamos la misma subjetividad. ¿cómo lo logró? Lo logró alentando una categoría, que es la más noble de las categorías, por eso nadie se le opone a esa categoría que es la de la igualdad. Alienta y estimula esa categoría, entonces, bueno, iguales, el problema es iguales a quién. El problema no es que seamos iguales a los hombres, el problema es que hay que hacer que los hombres sean iguales a las mujeres, las mujeres no tenemos que acceder al aparato represivo de los varones, no tenemos que convertirnos en milicas, tenemos que hacer que no haya más ejército, así lo expresa siempre Federici.

Hay una manera de comprobar cuando las cosas no son maravillosas, la liquidez y la poca solidez de un fenómeno social. La poca solidez de un fenómeno social es inversamente proporcional a la cantidad de propaganda que tiene que llevar adelante. Si la maternidad fuera algo tan maravilloso, porqué la revista caras y la para ti y la pronto todo el tiempo te aparatean de esa manera.

Wittig va a afirmar que es el feminismo de mujeres, el feminismo cuya propuesta es la vindicación de los derechos de la mujer, crea teorías sociales de donde llama a la pasividad femenina, a esta programación de la subjetividad de las mujeres les dice no violencia, entonces la reivindica, y en realidad es pasividad. Cuando en realidad la mujer es el efecto de la explotación y de la opresión. Justamente porque mujer es una relación social específica con el varón, es una forma obligatoria de relacionarse que implica la obligación personal y física y la dependencia emocional. O sea, ser mujer implica todas estas cuestiones, de allí la necesidad absoluta de escapar al ser mujer, la supervivencia de las mujeres singulares, esos cuerpos singulares, que se los suele catalogar bajo este grupo universal y esencial de la mujer, depende de la destrucción de esa clase mujer. Que la clase mujer es, a partir de la cual los varones se apropian del cuerpo de las mujeres singulares.

El marxismo va a creer que hay un interés propio y ontológico esencial a una clase. La clase es en sí y para sí. Esto es Marx, que la clase tiene sus propios intereses de clase, pero lo que ella a decir es distinto, porque? Porque la clase mujer hay que destruirla, no tiene intereses propios, no es que está bajo la falta de conciencia, es una creación de la heterosexualidad, es el Otro del hombre. Lo que hay que destruir es ese universal, es lo opuesto, y Marx dice hay un universal, la revolución tiene un sujeto, es la clase obrera.

Hay que fugar, eso es lo que está diciendo Wittig. Y el ejemplo que usa es el de los esclavos negros. O sea, ¿que hicieron los esclavos negros? Escaparon, los esclavos negros de los campos. Y a veces organizaron sus propias comunidades, fuera del régimen. Así que sí, yo diría que la crítica está en todas partes. Pero destruyendo la clase mujer, que la clase mujer es dentro de la cual los varones se apropian de las mujeres singulares, esto va acompañado de la destrucción de la heterosexualidad como sistema social. Porque la heterosexualidad es la que crea la noción de diferencia. ¿Para qué crea la noción de diferencia? Para justificar la opresión. ¿Qué es lo que suponen que justifica la opresión? ¿Porqué los varones oprimen a las mujeres? Porque las mujeres somos débiles, naturalmente, o que las mujeres tienen una tendencia a la pasividad, natural, a la tranquilidad, natural porque son madres, entonces todas estas cosas son naturales.

Todo esto que yo lo estoy diciendo medio como chistosamente y muy de manera hiperbólica a veces se manifiesta en cosas más sutiles, algunas de las cuales nosotras hasta coincidiríamos, se entiende, no nos parecerían tan aberrantes porque son más difíciles de detectar. Wittig va a atacar es la doctrina de la diferencia entre sexos, porque esta doctrina es lo que justifica la opresión y va a decir lo contrario, lo va a decir en la categoría del sexo: es la opresión la que crea la diferencia sexual: no hay nada más parecido biológicamente a un varón, que una mujer, digo, a lo que no nos parecemos es a un ciempiés, genéticamente hablando, no nos parecemos a un helecho, igual compartimos cierto material genético porque estamos en el mismo mundo, pero si tuviéramos que decir a que no nos parecemos, bueno, no nos parecemos a una ameba, un varón y una mujer, genéticamente hablando están bastante cerca estos cuerpos que la ciencia define como pares opositivos que no tienen nada que ver.

Wittig afirma que no hay esclavos sin amos, y de la misma manera que no hay esclavos sin amos, no hay hombres sin mujeres. Esto es dialéctica. Estamos en un momento de la situación que podemos decir que sí hay esclavos sin amo, de hecho, las técnicas de control del poder productivo producen cuerpos dóciles, es decir producen esclavitud sin amo. No está el señor Burns en algún lado diciendo todos ustedes son mis esclavos.

Deleuze siempre dice no hay que perder un minuto leyendo cosas que no se aman, solo lean cosas que aman, porque la vida es corta, entonces si te vas a quemar las pestañas que sea con mil mesetas, mucho mejor que, que sea con todas esas porquerías hegelianas. Vivimos en un mundo que hay una producción de subjetividad dócil, sin necesidad de amo, el panóptico ¿donde está el que controla? no está, no es que hay un policía parado, no está. Yo pienso que hay, o por las dudas, la cámara.

O por ejemplo esto que hablábamos de Preciado, los procesos de moleculariazción. La subjetividad molecular, una subjetividad viagra, una subjetividad de progesterona. En realidad es una subjetividad producto de un agenciamiento con unas moléculas, se entiende, o sea no hay alguien malo que me oprime. Eso es lo que estoy tratando de decir.

Lo que es cierto es que, independientemente que abonemos a esta idea de los amos o lo que fuera, si hay procesos de dominación, yo hablaría más de procesos o estrategias de la dominación y de los poderes, que lo que hacen es justificar la diferencia. Justifican la diferencia y la hacen pasar por natural ¿para que? Para justificar la dominación. Es decir, lo que van a realizar estos poderes esclavistas es, la diferencia la hace pasar como natural y después justifica entonces la dominación. El estado tiene que proteger a las mujeres ¿de quien? De los varones, los varones son naturalmente malos, las mujeres son naturalmente débiles y es el estado el encargado de protegerlas. Esto es terrible, y esto se hace con la buena conciencia y con el beneplácito de las mujeres.

En 1980 el feminismo se divide en dos corrientes, por un lado feministas a favor de los derechos y el ejercicio del trabajo sexual, usualmente conocidas como prosexo, muchas de ellas trabajadoras sexuales, y del otro lado todo un feminismo de corte muy radicalísimo, no nos olvidemos que Mckinnon fue la encargada de producir aquella frase que hasta el día de hoy se dice de el feminismo es la teoría, el lesbianismo es la práctica, para que vean que el camino al infierno está plagado de buenas intenciones, bueno, entonces de un lado las prosexo por otro lado las antitrabajo sexual, anti industria del sexo se hacían llamar, como las de hoy se hacen llamar abolicionistas y en realidad son ratis. Obviamente basándose en lo malo que es la industria del sexo que todas estamos de acuerdo, supongo que las trabajadoras sexuales también están de acuerdo, que la industria del sexo es una cagada, ya a esta altura del capitalismo mas o menos nos dimos cuenta todas, que no vamos a llegar a Paris Hilton, o sea, no llegamos a ser dueña de los hoteles Hilton vendiendo la cachucha, ahí hay que nacer Hilton.

Las feministas abolicionistas de Estados Unidos empiezan a hacer alianzas con los poderes gubernamentales y el aparato estatal, recordemos quien estaba en el poder en estados unidos en los 80, ningún nene de pecho, no había ni un Obama, alguien en quien creer ingenuamente como un bebe de pecho, es un nene bueno ¿Quién estaba? El actor este, Ronal Reagan, que es como ponerle la firma a lo peor, como Bush de su época, como que John Wayne estaba en el poder, como el patriarca. Bueno, empiezan a hacer alianzas, estratégicas supuestamente con estos poderes, obviamente ganan la pulseada, se promulgan leyes, escuadrones antivicio, etc. ¿cómo termina la función? La función termina que el video club de barrio de porno gay donde los tres maricones del barrio se juntaban para conocerse y hacer migas, coger también, que todavía hay de esos video clubes que en realidad no te venden nunca una película………… el lugar donde se vendía literatura pornográfica, que se vendían también discos de The clash y Bblondie, o sea eran movimientos contra culturales y en una de esas te encontrabas con una piba que además era torta, que eran lugares de encuentro básicamente………….. El hilo se corta por lo más delgado, imaginen bromatología, nunca va a perseguir a mc donalds porque es la corporación, va a ir a cerrarle la venta de pan a la hippie roñosa de plaza Francia, a esa no le va a permitir vender el pan. Para eso está bromatología. Nunca va a ir a controlar la serenísima, los hermanos …. Nunca va a hacer eso, no importa si después nos comemos mil millones de bacterias de esas vacas, sometidas y esclavizadas, eso no lo va a controlar, lo que va a controlar es una señora que hace una comida, hace una milanesa que después vende en el microcentro a los motoqueros. Eso es lo que va a ir a controlar. Bueno, eso hizo, desmanteló todo el tendido de redes amicales, y de redes que a través del sexo, que era el dispositivo, un contradispositivo para organizar amistades, modos de vida, lugares de encuentro, tener gente amiga para embestir o para hacerle frente al poder heterosexual que te embiste, todo eso se desmanteló, y Hugh Hefner siguió haciendo plata, a playboy no le movieron ni un pelo, si no es porno, es arte.

Entonces este es el problema de la subjetividad de la buena conciencia y de las diferencias, y el problema de esta línea que es hipótesis mía, que en realidad no hace falta que haya un amo para que haya un esclavo, porque la subjetividad en el mundo actual se produce sin el amo. O sea la subjetividad esclava.

El sexo es el efecto de la opresión y no al revés, en el sentido que el sexo no es pre existente a la sociedad, sino que es un efecto social. Ustedes me podrían decir, pero en otras sociedades, otros grupos, ¿qué? ¿no hay esta organización del sexo? efectivamente no hay, quizás haya otras, pero no esta. Esta organización en pares antitéticos opositivos a partir de los cuales se desprende una relación obligatoria entre esos pares y donde una variable es la mayor y otra es la menor, esto es propio de nuestra sociedad, en otras habrá otro, ni mejor ni peor, pero habrá otro. Lo que estamos intentando decir es que cada sociedad construye sus categorías de algún modo, y esta sociedad, construyó las categorías de tal manera donde la dominación es el pensamiento que se basa en el predominio de la diferencia, que este predominio del pensamiento de la diferencia enseña: que la diferencia es natural y constitutiva, no importa cuanta evidencia le opongas, le podes oponer toda la evidencia a este hecho y lo sigue afirmando.

La enseñanza de basar el pensamiento en el predominio de la diferencia lo que muestra es esto:

1 la diferencia es natural y constitutiva

2 la diferencia es sexual y biológica, es decir es ciencia, si la otra es naturaleza esta es ciencia. Es biológica, es como la clorofila la diferencia.

Y la diferencia divide la naturaleza del trabajo, porque es natural y porque es científica biológicamente comprobada es por eso que las mujeres se quedan adentro del hogar pariendo niños. Porque ya están hechas así naturalmente.

La categoría del sexo funda a la sociedad en cuanto heterosexual, donde la mujer es siempre un ser sexual.